Ímpetu vs Coherencia

Pensando en la carrera de mañana me ha venido a la cabeza algo. Quizás raro, quizás sin mucho sentido pero voy a contároslo.

Normalmente, cuando un deportista tiene una competición, suele hacer “tapering” para ella. Esto es, de manera muy general, llegar a la carrera lo más fresco y con las mayores fuerzas posibles. El cómo es, también muy a gran escala, bajando volúmenes (tiempo de entreno) y tocando intensidades altas (ritmos de competición).

Por lo general, el deportista se marca uno, dos o tres grandes “picos” en la temporada, es decir, momentos en los que quiere estar en la mejor forma del año y bajar de la marca que se había propuesto.

El problema viene cuando uno es por naturaleza competitivo y cada vez que se pone un dorsal sale a morir. Y claro, muchas veces, se “trucan” las semanas para llegar lo más descansado posible a esa prueba y que no te gane tu amigo, el rival del otro club o el señor/a que te cruzas en el gimnasio cada día y te mira desafiante.

Cambiando de tercio totalmente, hay muchas empresas que, lamentablemente, aún siguen guiándose única y exclusivamente por la venta en sí. Esto quiere decir que (y permitirme que siga con el hilo del deporte), si tu vienes a mi tienda por primera vez y quieres unas zapatillas, te veo una persona “que se las va a llevar” (o en su defecto con pasta), voy a ponerte el precio más alto a lo que las vendo*. Porque lo que quiero es meter en caja el dinero de ese par de zapatillas.
*En muchas tiendas de deporte, el precio de las zapatillas no está puesto. Te lo dan cuando preguntas. Sobre todo en las de triatlón.

En cambio, otros negocios, mucho más acertados bajo mi punto de vista, quieren que vuelvas, dejando la venta en segundo lugar. Tratan de “fidelizarte”, porque son conscientes de que si te gustan volverás. Qué si eres deportista, mirarás una camiseta, unos pantalones o lo que sea. Pero que solo lo harás si “percibes” que te han tratado bien. Y que a los 400-600 km vendrás a por otro par.

¿Creéis que el que salga de la primera tienda de zapatillas y vea unas semanas más tarde las mismas con un 30% de lo que le han costado volverá? Quizás sí…pero no a comprar nada más, evidentemente.

En conclusión y juntando estos dos casos, tanto el ser consciente e inteligente y “acumular” kilómetros y horas de entrenamiento, merced de empeorar tu marca en la competición X o pasarlo mal, como buscar una relación duradera entre cliente-empresa aunque no consigas vender el par de zapatillas más caras que tienes en la tienda, son planes a medio y largo plazo donde la rentabilidad será mucho mayor que si bajamos 5′ en X o metemos 130€ en caja.

Para cerrar, me parece buenísimo la última estrategia publicitaria de McDonalds:

Y tú, ¿eres de lo que mira al largo plazo o el que prefiere meter dinero en caja ayer?

¿Trucas tus planes de entreno para bajar tu marca cada fin de semana o eres paciente para elevar tu rendimiento al máximo?

Un saludo,
DaNi JuaN

 

Advertisements

3 thoughts on “Ímpetu vs Coherencia

  1. Muy bueno el post, totalmente de acuerdo!
    Espero que mañana hagas una buena carrera
    Y sobretodo que disfrutes! Nos vemos pronto!!

  2. Buen post Dani!!
    Me quedo con mirar a largo plazo a lo que añadiría algo más para fidelizar a nuestro cliente. Como dice nuestro amigo Edu, no solo consiste en tratar bien, sino en conocer porqué nos compran.
    Un abrazo champion!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s